JujuyPrimicias.com

Corea del Norte lanzó un satélite militar

Escuchar Noticia

El mandatario norcoreano, Kim Jong-un, celebro la «nueva era de una potencia espacial» tras el lanzamiento del primer satélite militar del país, Malligyong-1.

Kim Jong, expresó, que fue un «ejercicio del derecho de autodefensa», el satélite ayudará a Corea del Norte a protegerse de «los peligrosos y agresivos movimientos de las fuerzas hostiles» y celebró «una nueva era de una potencial espacial».

Después de dos intentos fallidos, en mayo y agosto, Corea del Norte consiguió poner la órbita el satélite Malligyong-1, el martes, 21 de noviembre. Esta acción desafía resoluciones de la ONU, que le prohíben utilizar tecnologías de misiles balísticos y a las advertencias de Corea del Sur, lo que generó una fuerte condena de Estados Unidos y Japón.

En un comunicado, los países del G7 también rechazaron “contundentemente” el lanzamiento y alertaron que esto supone una «grave amenaza para la paz y la seguridad en la región». Sus integrantes, Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, Reino Unido, Italia y Japón, advirtieron en un comunicado que cualquier lanzamiento de este tipo de tecnología, «incluso si se trata de supuestos satélites de reconocimiento militar, violan gravemente las relaciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas».

Después del lanzamiento, Corea del Sur anunció la suspensión parcial de un acuerdo militar de 2018 para mitigar las tensiones con el Norte y desplegó «activos de vigilancia y reconocimiento» en la frontera. Pyongyang tildó esta decisión de “temeraria” y anunció la suspensión completa del acuerdo y el despliegue de tropas y nuevo equipamiento en la línea que divide la península de Corea.

Mientras tanto, el Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur acusó a Rusia de haber ayudado a lanzar el satélite. «Creemos que Rusia ha contribuido con éxito a esto». El Diputado, Yoo Sang-bum, dijo que, «Putin expresó públicamente su compromiso de proporcionar apoyo a los vehículos de lanzamiento de Norcorea. Hay información de que Corea del Norte proporcionó planos y datos relacionados con los vehículos utilizados en su primer y segundo lanzamiento y que Rusia proporcionó un análisis».

El Primer Ministro de Japón, Fumio Kishida, advirtió que, «el lanzamiento de un objeto que utiliza la tecnología de los misiles balísticos es claramente una violación de las resoluciones de las Naciones Unidas. Una situación importante que afecta a la seguridad del pueblo japonés» y advirtió que su país va a «seguir recabando información y permanecer atentos».

A su vez, Estados Unidos condenó enérgicamente el lanzamiento y lo tildó de «violación descarada» de las sanciones de la ONU «que podría desestabilizar la región». También, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson, dijo que el episodio «eleva las tensiones y corre el riesgo de desestabilizar la situación de seguridad en la región y fuera de ella».

Finalmente, Corea del Norte, calificó de “irreversible” su estatus de potencia nuclear, ya que durante este año realizó una cifra récord de ensayos de misiles, pese a las sanciones internacionales y a las advertencias de Estados Unidos, Corea del Sur y de sus aliados.

Mas Noticias