JujuyPrimicias.com

Día Internacional de acción contra la Migraña

El 12 de septiembre se celebra el Día Internacional de Acción contra la Migraña, una patología que se caracteriza por fuertes dolores de cabeza y cefaleas.

Siguiendo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es muy importante aprovechar esta efeméride para concientizar sobre este trastorno de gran impacto en la salud pública, pues causa gran discapacidad y morbilidad en la población.

En este marco, la OMS,  coloca a la migraña entre las 20 enfermedades que más incapacitan a los seres humanos en todo el mundo. Según la OMS, el 14% de la población mundial sufre migraña.
La migraña puede surgir a cualquier edad, aunque la mayoría de los casos ocurren entre los 20 y los 50 años. Además, tiene mayor afectación entre las mujeres que los hombres. Algunos de los indicios que avisan la posibilidad de padecerla, además del fuerte dolor de cabeza, son síntomas como visión borrosa, náuseas o estrés.

La Migraña se define como una Cefalea primaria, esto es, que se presenta de forma independiente y no está causada por otras enfermedades.

A menudo dura toda la vida y se caracteriza por episodios recurrentes de dolor de cabeza, que pueden ser de una intensidad moderada o una más bien severa, produciendo en las personas que la padecen una situación de invalidez durante la etapa de dolor. También puede variar la frecuencia de los episodios; hay personas que padecen migrañas 1 o 2 veces al año mientras otras pueden tenerlas más de 15 días por mes. El episodio de dolor suele acompañarse de náuseas, vómitos y molestia o incomodidad con la luz y los ruidos.

Algunos desencadenantes pueden ser:

  • Psicológicos: estrés, angustia, conflictos, entre otros.
  • Hormonales: menstruación, anticonceptivos, etc.
  • Alimentarios: ayuno prolongado.
  • Medio-ambientales: humo, luz brillante, tabaco, etc.
  • Patrón de sueño: excesivo o insuficiente, fatiga.
  • Fármacos: preparados con cafeína, descongestivos nasales, etc.

¿Cómo se puede prevenir el dolor?

  • Aprender qué alimentos o situaciones actúan como desencadenantes o agravantes para poder evitarlos.
  • Evitar cambios en el patrón de sueño.
  • Seguir un ritmo de vida ordenado y relajado.
  • Consultar con el médico cualquier variación en la presentación de los episodios.

Tratamientos sintomáticos: 

  • Analgésicos simples o calmantes, con poco nivel de eficacia.
  • Antiinflamatorios, útiles en los episodios de dolor no muy intenso. Pueden producir efectos secundarios molestos (sobre todo el área gastro-intestinal).
  • Ergóticos, los más utilizados, solos o en combinación con los analgésicos simples. No están libres de efectos secundarios no deseados, que se relacionan, generalmente, con la contracción de los vasos (frialdad o entumecimiento).
  • Son el tratamiento de elección para los episodios de dolor con un grado muy alto de intensidad.

 

 

Mas Noticias

Abrir chat
Jujuy Primicias
Hola
¿En qué podemos ayudarte?